miércoles 22 de mayo de 2024    | Nubes 3ºc | Villa la Angostura

Cuál es el “lugar de la pareja en la familia” según el Psicoanálisis

En esta entrega, la psicóloga Violeta Paolini explica el concepto del “tercero excluido”. SU columna a las 12 por FM Andina.
15/11/2023
Cuál es el “lugar de la pareja en la familia” según el Psicoanálisis

Una de las cuestiones que aparece ante la dificultad de encarnar la función de los adultos como autoridad antes sus hijos e hijas, podría traer como consecuencia la falta de un espacio privado e íntimo para la pareja parental.

Al plantear la “paridad”, en lugar de la diferenciación entre padres, madres, e hijos/as, a veces, con los nuevos modos en que se creen mejorar los vínculos, por nombrar alguno, el “colecho”, hasta tardíos momentos del crecimiento de los niños, además de producir síntomas en ellos, también provoca, entre otras cosas, la desaparición del límite, por ejemplo, entre lo que es “cosa de grandes” y lo que es para chicos, y por consiguiente, problemas en la vida de la pareja en tanto tal.

Hay una noción fundamental en Psicoanálisis, que llamamos “tercero excluído”, por cuanto es necesario en un determinado momento, que los/las pequeños/as acepten que quedan por fuera del ámbito de los adultos. Y a cada cual su espacio y tiempos.

En ocasiones es a los adultos a quienes les cuesta mucho realizar esta importante operación, dado que así liberan al niño/a, de ser quien les otorgue únicamente satisfacción y no está mal, que los adultos/as deseen otra cosa, como tener momentos a solas para compartir, y no perder el espacio que un hombre y una mujer, si se trata de una pareja heterosexual o de la forma en que se trate la pareja, recuperen esas posiciones, lo cual en realidad sería muy bueno que no se pierda nunca esa brújula.

Pero dado que no es tan sencillo, lo leemos en la clínica, que una persona pueda cuidar de sus tiempos y lugares en vida, esto es: su propio espacio, el de ser padre o madre, su trabajo, sus gustos, sus lazos sociales, etc…al ampliarse la familia, es imperioso reubicar subjetivamente a cada uno de los miembros de la familia.

Repartirse entre varios goces, o, disfrutes, para decirlo más sencillamente, no es algo a lo que se tiende por naturaleza ni por estructura en las neurosis, salvo raras ocasiones o seres hablantes advertidos por su posición de responsabilidad con respecto a sus cuestiones  inconscientes.

Por eso decimos que se trata de estar atentos a estas problemáticas, y es en las consultas por síntomas en niños o directamente por angustia de alguno de los partenaires que escuchamos que algo tropieza, y es allí que podemos circunscribir ese punto crucial para comenzar a trabajar en los análisis que conducimos.

Continuaremos conversando con ustedes ¡Muchas gracias por sus mensajes!

Violeta Paolini Psicoanalista Miembro de la EOL y AMP.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias