lunes 22 de abril de 2024    | Lluvia moderada 3.6ºc | Villa la Angostura

Para evitar la deserción escolar, los estudiantes secundarios podrán pasar de año hasta con cinco materias previas

28/02/2024
Para evitar la deserción escolar, los estudiantes secundarios podrán pasar de año hasta con cinco materias previas
Foto archivo

En una medida destinada a prevenir la deserción escolar y promover la continuidad educativa, el Consejo Provincial de Educación (CPE) ha implementado cambios significativos en las reglas de promoción para los estudiantes secundarios. A partir de ahora, los estudiantes podrán avanzar al siguiente año académico incluso si tienen hasta cinco o seis materias previas, esta última cifra aplicable específicamente a las escuelas técnicas.

Esta disposición, emitida conjuntamente por las direcciones de la Escuela Técnica, de la Escuela Secundaria y Privada del CPE, tiene como objetivo principal "garantizar el derecho social a la educación", según explicaron fuentes del organismo educativo.

La normativa establece que los estudiantes de segundo a cuarto año en los planes de estudio de secundaria, y de segundo a quinto año en la modalidad técnico profesional, podrán avanzar al año inmediato superior aun si adeudan hasta tres asignaturas adicionales a las permitidas anteriormente. Es decir, podrán tener un total de cinco o seis materias pendientes, dependiendo del plan de estudio correspondiente.

Además, se confirmó que los estudiantes que tengan hasta seis o siete materias pendientes en planes de estudio de 15 materias o más tendrán la oportunidad de inscribirse para rendir en la mesa de exámenes extraordinaria, programada para los días 11 y 12 de marzo. En estas mesas, los estudiantes podrán rendir hasta dos materias para regularizar su situación académica.

Christian Widmann, director provincial de Educación Secundaria, señaló a LMNeuquén que esta iniciativa busca abordar el problema histórico de deserción escolar y desgranamiento en las instituciones educativas. "La idea es privilegiar las trayectorias de los alumnos. En nuestra escuela tenemos un problema histórico que es el desgranamiento, chicos que ingresan y no llegan a terminar su trayectoria. Con esta disposición se busca que permanezcan en las instituciones y que se vayan con el título", explicó Widmann.

La visión de Padres Organizados por la Educación

 

En una entrevista exclusiva concedida a FM Andina, Gerardo Minnar, miembro destacado del colectivo Padres Organizados, abordó ayer los detalles y repercusiones de una reciente modificación en la estructura del sistema educativo secundario.

El cambio en cuestión, según explicó Minnar, simplifica el proceso para los estudiantes de secundaria, permitiéndoles avanzar de año incluso con un mayor número de materias pendientes que en el pasado. Anteriormente, para pasar de año se requería aprobar tres materias previas, pero esta normativa ha sido ampliada a seis, lo que ha generado controversia entre padres, docentes y la comunidad educativa en general.

En primer lugar, se informó que los alumnos de primer año que no aprobaron ninguna materia podrán avanzar al siguiente nivel siempre y cuando hayan asistido a más del 50% de las clases. Además, se destacó que esta medida se aplicará también a estudiantes de segundo, tercer y cuarto año, elevando el límite de materias previas a seis para estos últimos.

Esta modificación ha suscitado preocupación entre los padres y docentes, quienes argumentan que podría afectar negativamente el nivel educativo y el proceso de enseñanza-aprendizaje. Se plantea que, si los estudiantes avanzan con un gran número de materias pendientes, tendrán dificultades para asimilar los conocimientos necesarios para el siguiente año académico.

Por otro lado, Minnar enfatizó la importancia de abordar problemas más profundos en el sistema educativo, como las dificultades en la lectura y comprensión de texto que enfrentan los estudiantes de primaria. Esta preocupación se suma a la necesidad de mejorar la calidad educativa y garantizar que los alumnos adquieran las habilidades necesarias para acceder a niveles terciarios o universitarios.

Ante este panorama, se ha intensificado el debate sobre la declaración de la educación pública como un servicio público esencial, así como la implementación de medidas para la recuperación de contenidos pedagógicos y la mejora en la calidad docente. Sin embargo, persisten desafíos en cuanto a la evaluación del sistema educativo y la rendición de pruebas estandarizadas para medir el nivel educativo de los estudiantes.

En este contexto, se han propuesto reuniones a nivel federal y nacional para abordar estas problemáticas y trabajar en soluciones que garanticen una educación de calidad para todos los estudiantes.

Te puede interesar
Últimas noticias