¿Qué es la densidad calórica?

La Nutricionista Camila Robiolo explica para qué sirve la densidad a la hora de armar un plan nutricional. Su columna a las 12 por FM Andina.
¿Qué es la densidad calórica?
08/07/2021

Es un tema pocas veces atendido a la hora del armado de un plan nutricional, pero muy importante, ya que sirve para modificar distintos platos (poder comer de todo y variado) y lograr los objetivos que te propongas.

Si uno quisiera bajar de peso, no tiene por qué comer poca cantidad de comida ni morirse de hambre, como suele pasar con las típicas dietas. Lo mismo sucede cuando queremos aumentar de peso o masa muscular, no hace falta comer cantidades enormes de comida. Todo esto lo solucionamos modificando la densidad energética de los platos.

¿Qué es la densidad energética?

Es la relación entre el volumen de los alimentos y las calorías. Es decir cuánta energía me aporta un gramo de un alimento o preparación. No es lo mismo 100g de azúcar (400kcal) que 100g de lechuga (20kcal), como no es lo mismo un plato de ensalada (300kcal) que una porción de pizza (300kcal).

#Nutritips para aumentar la densidad calórica

¿Cuándo?

 Cuando no hay hambre y no llegamos a cubrir las calorías que necesitamos a diario.

 Cuando terminamos un entrenamiento o partido exigido y necesitamos recuperar energía rápidamente.

 Cuando el requerimiento energético diario es muy alto y no se llega a cubrir con las comidas que realizamos.

 

¿Cómo?

Agregando ingredientes extras en preparaciones tales como licuados, budines, rellenos, salsas, entre otros. Distintos ejemplos podrían ser avena, miel, azúcar, pasas de uva, frutos secos, aceite, levadura nutricional, leche en polvo, palta, dátiles, quesos, crema, etc.

 

#Nutritips para disminuir la densidad energética

 

¿Cuándo?

Cuando tu objetivo es bajar de peso y no queres caer en la típica dieta de poca cantidad, en la que pasas hambre constantemente. Aunque no lo crean, se puede lograr un plato muy abundante que nos aporte pocas calorías!

Cuando tenes hambre a cada rato, ansiedad, o picoteo. (Habría que ver el por qué de esto, si se cumplen todas las comidas, etc.)

Cuando tu requerimiento energético diario es muy bajo, es decir no necesitas mucha energía proveniente de los alimentos a diario.

 

¿Cómo?

Eligiendo frutas frescas enteras, las cuales nos aportan muchos micronutrientes y agua, en vez de jugos, licuados o frutas deshidratadas. Por ejemplo, no es lo mismo comerse una naranja que tomarse un jugo de naranja, el cual nos aporta las calorías de 3 naranjas exprimidas.

Incorporando verduras en los platos, las cuales nos aportan mucho volumen y poca cantidad de calorías, sobre todo en ensaladas.

Incorporando alimentos con fibra, como semillas, frutas enteras con cáscara, cereales integrales, los cuales nos brindan saciedad durante más tiempo.

Les recomiendo que busquen profesionales que les den confort digestivo a lo largo del día, es decir no se mueran de hambre para bajar de peso ni hacer dietas extremas, y tengan flexibilidad, lo cual es clave para lograr los objetivos que te plantees y los puedas mantener en el tiempo.

Los esperamos mañana Jueves a las 12hs por Radio Andina para seguir charlando y sacarnos todas las dudas!

 

Lic. en Nutrición Camila Robiolo– MP 457

Dejar un comentario
Destacadas
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter