miércoles 24 de abril de 2024    | Nubes 9.9ºc | Villa la Angostura

Nuevamente amenazaron al taxista que denunció la mafia narco de los taxis

09/08/2023
Nuevamente amenazaron al taxista que denunció la mafia narco de los taxis

El taxista que en marzo pasado denunció la venta de estupefacientes y la distribución de los mismos a través de una red de taxis y remises, recientemente amplió su denuncia debido a una serie de amenazas de muerte que recibió su mujer.

Según consta en el texto, "nuevamente fue intimidado mediante mensajes y llamadas de números telefónicos ocultos".

Además, en uno de los llamados, una voz lo amenazó con un rotundo "vas a morir".

El abogado del denunciante, Cristian Pettorosso, indicó a Diario Andino: "El tema es así: en su momento hizo el anuncio de los narcotaxis, o sea, pasó un hueco de silencio de unos meses y ahora volvieron a la carga. Desde hace un tiempo, ya lo están llamando nuevamente desde números telefónicos no identificables. Recientemente llamaron a la mujer del denunciante y también la amenazaron."

El letrado aclaró además que "todo eso se da en el marco de una denuncia a una banda criminal, una organización ilícita que se dedica a distribuir estupefacientes".

Por el momento, ni la Fiscalía federal de Zapala ni la Fiscalía local llamaron al denunciante a declarar, y esto, según Pettorosso, "es un hecho curioso que no se llega a entender".

"La cuestión es que cada vez lo amenazan más asiduamente, de forma más reiterada y no se está avanzando en ningún sentido con la investigación del caso. Eso deja a mi cliente desamparado porque no tiene custodia ni encuentra respaldo en la justicia, y cada vez está con más miedo."

La antesala:

En marzo pasado el taxista presentó una denuncia penal para que se investiguen, tanto en sede Federal como en esta dependencia fiscal local, la existencia en la localidad de “redes de distribución de drogas ilícitas, que no solamente operan en forma virtual, sino también que se publicitan y transportan en servicios públicos, como lo es el TAXI”, según sostiene el texto.

En abril pasado, el abogado Pettorosso presentó una denuncia penal por las amenazas que recibió su cliente luego de que este denunciara la venta de drogas ilegales mediante servicios de taxis en Villa La Angostura.

La denuncia señala que "una persona (que está identificada), habría subido a estados de WhatsApp de su propio número y cuenta telefónica una imagen pretendidamente intimidante formada con la palabra 'GAY' mediante un polvo blanco en lo que se presume o intenta presumir que sería polvo de cocaína, con explícita leyenda debajo de la imagen".

La imagen buscó intimidar a su cliente y le generó temor, según consta en la denuncia presentada.

El letrado solicitó que se tome testimonio bajo juramento de ley a su cliente y que se le permita aportar todo lo que sepa y responder todo cuanto le fuere preguntado en este marco, dado que se trata de un caso de narcocriminalidad organizada.

Asimismo, Pettorosso pidió que las agencias fiscales correspondientes tomen debida nota de esta amenaza y procedan conforme a derecho para su debido tratamiento de ley procesal y leyes de fondo aplicables a la materia de análisis, conforme a lo ordenado por las leyes 23.737 y 27.372.

Cómo operan

Siempre según lo denunciado originalmente, “el modus operandi consiste en llevar pasajeros portadores de drogas ilegales, haciendo un recorrido por distintos puntos de la localidad, con agenda previamente cargada de los clientes compradores de tóxicos, en diferentes domicilios que son indicados al conductor, quien detiene su marcha en cada uno de los lugares donde desciende el “dealer” -coloquialmente denominado “transa”- y entrega al consumidor la sustancia previamente requerida mediante mensajería electrónica”.

Estas operación, se hace en nomás de tres minutos, según afirma el denunciante, ya que “el adicto o comprador está esperando la llegada del taxi con dinero en mano”.

“Entregada la droga, realizada la venta, el transa o vendedor sube nuevamente al vehículo e indica al taxista el próximo domicilio a dónde ir, para así continuar su marcha y distribución por distintos lugares”.

El grado de detalle de la denuncia es tal que en un párrafo afirma: “En esta dinámica de distribución clandestina, que se hace tanto de día como de noche, el taxímetro (vg.; reloj) -aparato que cuenta pulsaciones de avance en tránsito y tiempo en espera- no deja de nunca de funcionar en cada lugar de parada, motivo por el cual la operación necesariamente debe hacerse -y se hace- de forma ágil para reducir costos del transporte de los estupefacientes y evitar demoras sospechosas frente al domicilio de quien espera la sustancia”.

En esa línea, sostiene también que “algunas veces, el transa le indica al conductor del taxi quedarse en una esquina, para no delatar con la presencia del “coche blanco” la casa en dónde se deja la droga, máxime teniendo en consideración que del domicilio no egresa ninguna persona para subir al coche”.

 

Complicidades  e inocencias

En cuanto a los choferes que se prestan para esta supuesta cadena de distribución, el denunciante afirma: “el conductor del taxi no puede desconocer que ese tipo de viajes es irregular, que esconde una actividad ilícita, toda vez que un mismo pasajero desciende en distintos lugares por lapsos de detención de poco tiempo, y sin llevar bultos a la vista, pues los envoltorios de drogas caben en un bolsillo de pantalón o campera”.

 

“A veces ocurre –siempre según la denuncia- que el propietario del taxi, titular de la licencia, no sabe lo que hace el chofer; dándose casos que el empleado distribuye los estupefacientes sin conocimiento del responsable del vehículo”.

 

En otros casos, son los mismos taxistas dedicados al narcomenudeo quienes -directamente- hacen los “viajes narco”; es decir, sin pasajeros; saliendo de la parada “vacío” con destino al lugar de solicitud, a donde se arriba también “vacío”, y regresando a la cola de la parada, sin importar la posición en la cual quede a su regreso; pues la rentabilidad del negocio clandestino supera en creces las ganancias que perciben la gran mayoría de los taxistas honestos que esperan pacientes la subida de pasajeros”, .

Te puede interesar
Últimas noticias