miércoles 12 de junio de 2024    | Nubes 5.8ºc | Villa la Angostura

Presupuesto 2024: La Cámara de Comercio fijó su postura: “¿Los contribuyentes, debemos afrontar una vez más, un mayor gasto sin garantía de mejora en los servicios?”

17/01/2024
Presupuesto 2024: La Cámara de Comercio fijó su postura: “¿Los contribuyentes, debemos afrontar una vez más, un mayor gasto sin garantía de mejora en los servicios?”

Comunicado

Una vez más, asistimos como sociedad a la aprobación de dos proyectos íntimamente relacionados y de trascendencia vital para el funcionamiento de la administración, a saber: el Código Tarifario, del cual se aprobó su primera lectura, y el Presupuesto Anual.

 Esto que a simple vista resulta esperable para el normal funcionamiento del municipio, se torna de una gravedad evidente al advertir los siguientes puntos:

En primer lugar, el Concejo Deliberante es el órgano que, por definición, cumple el rol de fiscalizador y contralor del Ejecutivo. Sin embargo, tanto del análisis particular de ambos proyectos como de la palabra de varios concejales (sorprendentemente incluso de uno de los uni-bloques que votó favorablemente el Código Tarifario), no se encuentran correctamente desagregados los gastos, ni es posible advertir un plan de gobierno que justifique o explique debidamente las erogaciones.

 Para fundar esta afirmación, basta realizar una lectura del presupuesto presentado por el Ejecutivo en donde, entre otros puntos, la categoría de “servicios no personales” representa en muchas secretarias entre un 20% y un 30% de los gastos, sin contar con mayores detalles más que una nueva categoría que indica “otros servicios no personales” a la cual se imputan gastos millonarios.

Aduciendo la propia ignorancia como contribuyentes en la forma en que deben presentarse los presupuestos municipales, podríamos llegar a creer que es correcto mostrar una apertura de gastos con semejante nivel de indeterminación, o que esta es la forma en la que se trabaja en otros municipios de nuestra provincia. Sin embargo, observando lo que sucede en la vecina localidad de San Martín de los Andes

((https://concejodeliberante.sanmartindelosandes.gov.ar/wpcontent/uploads/2023/01/Orza-13988-Presupuesto.pdf), podemos fácilmente advertir un mayor nivel de detalle, mostrando por ejemplo desde los costos de horas extra hasta los gastos en uniformes de cada secretaria.

 En consecuencia, un mayor nivel de transparencia en los gastos municipales no sólo es deseable y necesario, sino también posible.

En segundo lugar, e inexorablemente unido a los gastos del municipio, se advierte un fuerte incremento en el Código Tarifario. Sobre este punto en particular, si bien es entendible que en un contexto inflacionario deba ajustarse el valor del “punto” para mantener la capacidad económica del municipio, también es imprescindible en el contexto de crisis que nos atraviesa, realizar un análisis pormenorizado de los gastos del municipio que permita mejorar la eficiencia, cuidando a los contribuyentes en un momento en el que su capacidad contributiva se ve gravemente afectada.

No parece ser esta la intención del Ejecutivo, ya que como mencionamos, por un lado, no se cuenta con una exposición detallada de los gastos, y por el otro, la reforma del Código Tarifario trae consigo no sólo un gran aumento del valor del punto, sino, además, aumentos significativos y generalizados en la cantidad de puntos que debe abonarse por servicios - tanto residenciales como comerciales y hoteleros - nuevamente sin la debida fundamentación.

Resulta difícil entender el porqué de la aprobación de la primera lectura por parte de algunos concejales, incluido un uni-bloque de la oposición que votó favorablemente un Código Tarifario con aumentos en las bases, si no se sabe con exactitud cuál es el gasto que las categorías le demandan al municipio, entendiendo la relación que debe haber entre el servicio que se presta y la tasa que se cobra.

Más difícil aún resulta entender por qué, en un momento de crisis como el que atravesamos, se continúa validando desde el Concejo una modalidad de trabajo con serios problemas de transparencia y con aumentos en la planta política, cuando lo esperable - a nuestro entender - hubiera sido su reducción, más aún teniendo en cuenta lo sucedido en Nación y en Provincia, donde el Gobernador les ha solicitado a sus ministros que sea cercana al 50%.

En base a todo lo expuesto, nuevamente parece ser más fácil imponer, Concejo Deliberante mediante, un esfuerzo extra de parte del contribuyente que trabajar en la eficiencia, normalización y transparencia del gasto municipal.

¿Los contribuyentes, debemos afrontar una vez más, un mayor gasto sin garantía de mejora en los servicios?

¿Debemos avalar un nuevo cheque en blanco sin muestras de achicamiento o racionalización de parte del estado municipal?

 ¿Por qué es tan difícil para las distintas gestiones transparentar lo que sucede con los fondos públicos?

Desde la Cámara de Comercio, Turismo Industria y Producción de Villa La Angostura consideramos urgente e indispensable - dada la crisis que atravesamos, con final incierto para muchos de los comerciantes, y dado el mayor esfuerzo que una vez más se le impondrá a todos los contribuyentes - que el municipio adopte una modalidad de trabajo que garantice la eficiencia y reducción de los gastos públicos en las áreas que así lo ameriten: la reducción de la planta política en línea con lo solicitado por el Gobernador; la planificación y ejecución a mediano o largo plazo de un plan de normalización de la planta municipal hasta cumplir con lo normado por el Artículo 222 de la Carta Orgánica y la transparencia absoluta de todos los fondos públicos, garantizando el acceso a información pública clara y detallada de parte de los contribuyentes.

Te puede interesar
Últimas noticias