ESPECIAL PARA DIARIOANDINO

Ideal para llevar de Picnic: Tarta casera de cebolla y queso

Nuestra cocinera Tini Mizuki nos trae una receta fácil para reemplazar el típico sándwich.
Ideal para llevar de Picnic: Tarta casera de cebolla y queso
23/01/2021

Las tartas se pueden comer recién salidas del horno, bien calentitas, tibias o frías.

Podemos llevar las tartas para un picnic al lado del lago, para una cena liviana o para un almuerzo de verano, acompañadas de una buena ensalada.
Te paso la receta completa: masa y relleno. 
Si no querés hacer la masa casera, obviamente podés usar una tapa de masa comprada en el supermercado.
 
Ingredientes:
 
MASA:
 
* Harina 000 o 0000, 200 gramos y un poco más para espolvorear
* Polvo de hornear, 1/2 cucharadita de café
* Sal fina, 1/2 cucharadita de café
* Aceite, 2 cucharadas soperas
* Agua a temperatura ambiente, 1/4 taza, aprox.
 
RELLENO:
 
* Cebollas, 3 o 4
* Aceite, para rehogar la cebolla
* Sal y Pimienta
* Crema de Leche, 250 gramos
* Huevos, 3
* Mostaza, 1 cucharada (optativo)
* Queso Gruyere o tipo Mar del Plata, 150 gramos
* Pan rallado, 4 cucharadas
* Tomatitos cherry, 15 a 20 (optativo)
 
Preparación:
 
MASA
 
1- Tamizar la harina con el polvo de hornear y la sal fina. Poner en el vaso de la procesadora. Agregar el aceite y el agua.
2- Procesar para unir los ingredientes y formar una masa que se desprenda de las paredes del vaso de la procesadora. Si hiciera falta, agregar un poco más de agua. 
Tener en cuenta que si no se tiene procesadora, esta masa se puede hacer a mano, uniendo todos los ingredientes.
3- Volcar sobre la mesada apenas enharinada y amar brevemente, hasta obtener un bollo. Tapar y dejar descansar a temperatura ambiente unos 30 minutos.
4- Precalentar el horno a 180ª C.
5- Enmantecar y enharinar una tartera de 24 centímetros de diámetro.
6- Estirar la masa descansada, con palote, hasta que esté de 1/2 centímetro de espesor. Forrar la tartera, presionando bien los bordes de la misma, para que la masa cubra perfectamente el molde.
7- Pinchar la superficie con un tenedor y llevar al horno unos 10 o 13 minutos, hasta que la masa esté "cocida a blanco", es decir, cocinada, pero sin dorar. 
Retirar del horno y dejar enfriar completamente.
 
RELLENO:
 
1- Pelar y cortar las cebollas en finísimas rodajas. Ponerlas en un colador y volcarles un bol de agua hirviendo para desflemarlas. Escurrir bien.
2- Poner un fondito muy pequeño de aceite en una sartén, calentar y rehogar las cebollas hasta que se ablanden y se cocinen, obteniendo un color dorado suave.
Retirar del calor y reservar en un bol, hasta que se enfríe. Si las cebollas soltaron mucho líquido durante la cocción, poner las cebollas cocidas en un colador, para quitarles ese exceso.
3- Espolvorear el fondo de la masa de tarta pre-cocida con el pan rallado.
4- Batir ligeramente los huevos en un bol, salpimentar a gusto y agregar la crema de leche; agregar la mostaza y mezclar todo muy bien.
5- Volcar el ligue de huevos y crema sobre las cebollas.
6- Unirle al preparado el queso gruyere o Mar del Plata rallado.
Si se desea ubicar los tomates cherry sobre el relleno de cebolla y queso
7- Volcar el relleno en la masa pre-cocida y llevar a horno moderado, de 180ª C, unos 30 minutos y luego levantar el horno a 190ª C, cocinar 10 minutos más, hasta dorar suavemente la superficie del relleno.
8- Retirar, dejar reposar 10 o 15 minutos y desmoldar.
9- Servir la tarta caliente, tibia o fría, sola o con una guarnición de una ensalada.
 
Nota: se puede reemplazar el queso gruyere o Mar de Plata por otro queso semi-duro rallado o por queso fresco cortado en cubitos.
Ranking de noticias
Más Leidas
Último momento
Seguinos en Twitter